Steven Stayner, secuestrado y abusado sexualmente durante siete años

Steven Stayner fue secuestrado y abusado sexualmente durante siete años. En 1980 logró escapar, salvando a otro niño con él.

En este momento estás viendo Steven Stayner, secuestrado y abusado sexualmente durante siete años

Steven Stayner tenía 7 años el 4 de diciembre de 1972 cuando fue abordado en el camino de regreso de la escuela por un hombre que distribuyó panfletos religiosos.

El hombre le dijo al chico que quería hablar con su madre para recoger donaciones y se ofreció a llevarle a casa. Steven era sólo un niño, y aceptó.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Dentro del coche, esperando con el motor en marcha, estaba Kenneth Parnell, un depredador sexual. Kenneth era extremadamente manipulador. Convenció a Edward, que caminaba por la calle, para que se acercara a Steven con la excusa de que había sido elegido por Dios para guiar los caminos del niño.

Cuando los padres se dieron cuenta de que su hijo tardaba demasiado en llegar a casa, se quedaron completamente descolocados. Steven estaba acostumbrado a volver a casa solo y nunca se había desviado del camino.

Steven Stayner sufre abusos sexuales durante siete años

Después de ser secuestrado, Steven fue llevado a la casa de Kenneth. El abuso comenzó inmediatamente, incluso intentó resistirse al principio pero era imposible competir con un delincuente sexual.

Tras una semana de cautiverio, el secuestrador le dijo a Steven que su familia ya no lo quería y que su ausencia estaba siendo un alivio económico para ellos. Se resistía a creerlo, pero Parnell insistió en ello e incluso dijo que ya tenía su custodia definitiva.

Steven era constantemente amenazado si contaba los abusos, Kenneth le amenazaba con violencia física. También se vio obligado a adoptar el nombre de Denis Parnell, y a llamar a Kenneth su padre.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Los esfuerzos de la familia Stayner y la negligencia policial

La familia de Steven puso mucho empeño en la búsqueda, pero se indicaron varios fallos por parte de la policía. Se produjeron miles de carteles con la foto y la descripción del niño para que las autoridades los distribuyeran en un parque local, pero según los testimonios estos carteles nunca fueron vistos por la comunidad.

Siendo que este mismo parque fue frecuentado algunas veces por Kenneth y el niño secuestrado.

Kenneth Parnell ya tenía antecedentes policiales por agredir sexualmente a un niño de nueve años, pero por una razón desconocida su nombre nunca se incluyó en los registros de pedofilia de la región. Kenneth nunca fue considerado sospechoso en el caso.

El FBI solicitó la lista de empleados de la empresa para la que trabajaba Kenneth. La empresa no sólo tardó tres meses en proporcionar los registros, sino que lo hizo de forma incompleta. Los nombres del delincuente y de otras decenas de empleados nunca se entregaron a la policía.

Unos 30 días después del secuestro, Kenneth inscribió a Steven en una escuela local, presentándolo como su hijo. La familia del niño incluso visitó este distrito escolar y repartió folletos con la foto del niño, que tampoco se distribuyeron.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

blank
Kenneth Parnell y Steven Satyner. / Foto: Reprodução

Es importante tener en cuenta que el caso tuvo lugar en los años 70, lo que significa que se necesitaban pocos documentos y que además era posible falsificar casi cualquier cosa en papel. Esto le facilitó la vida a Kenneth cuando afirmó ser el padre de Steven.

La familia Stayner también se puso en contacto con dos grandes cadenas de televisión para que el caso ganara visibilidad, pero las cadenas alegaron que este caso no era interesante para la televisión y nunca lo transmitieron.

Timothy White, un segundo niño en cautiverio

En 1979, Kenneth le pidió a Steven que invitara a un compañero de colegio llamado Rich a jugar en la caravana donde vivían. Cuando el niño llegó allí, el pederasta le ofreció cinco dólares para que le hiciera «favores sexuales», el niño no aceptó y consiguió salir corriendo de allí.

El día de San Valentín de 1980, junto con un amigo, Kenneth secuestró a otro niño. Timothy White, que sólo tenía cinco años. Muchas veces Parnell pidió ayuda a Steven para secuestrar a otros niños, pero siempre se negó.

En cuanto llegó Timoteo, Steven se encariñó con él y se juró a sí mismo que no le dejaría sufrir lo que él mismo había sufrido. El primer día de su cautiverio, Steven intentó escapar con el chico más joven, pero por alguna razón no ha conseguido.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

A partir de entonces empezó a salir temprano de la escuela, para llegar a casa antes que Kenneth y evitar que el menor fuera maltratado. Y funcionó, Timothy nunca fue abusado sexualmente.

Steven ha realizado varios intentos de fuga para devolver a Timothy a su familia, pero todos frustrados.

El 1 de marzo de 1980, Steven y el niño de cinco años fueron a una estación de policía. Al llegar allí, le dijo a Timoteo que se quedaría afuera y que debía entrar y decirle lo que estaba pasando. Pero minutos después, el pequeño White corrió de nuevo a sus brazos. Tal escena llamó la atención de un oficial de policía que decidió seguirlos a casa.

Con la ayuda de refuerzos, los chicos fueron llevados de nuevo a la comisaría, y allí Steven les contó que llevaba más de siete años secuestrado. Se negó a decir el nombre del secuestrador, hasta que los policías prometieron ofrecerle ayuda si estaba enfermo.

Kenneth Parnell fue arrestado y Steven Stayner tuvo que identificarlo personalmente. Timothy luego regresó con su familia y Steven fue enviado a su casa.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Detalles sobre Kenneth Parnell

Kenneth Eugene Parnell era originario de Texas, Estados Unidos. Desde muy joven mostró señales de comportamiento extraño, a la edad de cinco años sacó cuatro de sus dientes con alicates y en los años siguientes intentó lesionarse y cegarse varias veces.

A los trece años fue agredido sexualmente por un hombre mayor y, tras esta experiencia traumática, prendió fuego a un pasto y fue enviado a un centro de menores. Allí su psiquiatra lo describió como un hombre con una sofisticada disposición a la perversión.

Al año siguiente robó un coche y fue detenido. En 1948, a la edad de trece años, fue detenido de nuevo, esta vez por realizar un acto sexual en público. Dos meses después robó otro coche, fue detenido y poco después se escapó del centro de menores. Según Kenneth, la fuga estuvo motivada por el deseo de perseguir a un chico que conoció y le pareció atractivo.

Al cabo de unos días fue detenido de nuevo e intentó suicidarse. A esto le siguió una estancia en un hospital psiquiátrico del que consiguió escapar y volvió a perseguir al mismo chico de antes.

A los diecinueve años fue condenado por agredir sexualmente a un niño de nueve años. Y en el juicio llegó a confesar que sintió un inmenso impulso de estrangular al niño durante el acto. Parnell fue diagnosticado oficialmente como psicópata sexual y enviado a un hospital psiquiátrico de donde se escapó y fue detenido de nuevo.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Finalmente, en una prisión de máxima seguridad, sólo cumplió tres años y salió en libertad condicional. Por infringir la ley fue detenido varias veces más, y pasó los siguientes años entrando y saliendo de la cárcel.

Se casó dos veces y tuvo dos hijos.

El juicio de Kenneth Parnell

Siguiendo las leyes de la época, Kenneth Parnell fue condenado a sólo veinte meses de prisión por el secuestro de Steven, que duró siete años. En total, sumado a la sentencia relativa a Timothy White, fue condenado a ocho años y ocho meses en total.

blank
Kenneth en el juicio. / Foto: Modesto Bee

Fue liberado después de cinco años por buena conducta y murió en 2008 por causas naturales.

El regreso de Steven Stayner a la familia

Steven sufrió mucho cuando volvió a su vida familiar. El acoso que sufrió en la escuela por haber sido víctima de abusos sexuales le hizo abandonar sus estudios.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

En casa también tuvo problemas. La educación de Parnell era muy mala, permitía a Steven beber y fumar cuando quería. Cuando regresó a casa se encontró con normas y una vida sana.

En una ocasión incluso fue expulsado de la casa por su padre, lo que se resolvió unos días después.

Lamentablemente, a la edad de veinticuatro años, Steven murió en un accidente de tráfico. En ese momento estaba casado y tenía dos hijos, su vida estaba por fin encarrilada. El conductor que le atropelló negó la ayuda. Cuando fue detenido, sólo cumplió tres meses de cárcel y pagó una multa de cien dólares.

blank
Steven Stayner en su regreso a casa, su padre aparece sonriendo justo detrás. / Foto: Modesto Bee

Curiosidades sobre el caso

Timothy White se convirtió en ayudante del sheriff, defendió a las víctimas de abusos sexuales y fue implacable en la búsqueda de la cadena perpetua de Kenneth, algo que nunca ocurrió.

blank
Timothy White con su uniforme de sheriff. / Foto: Dignity Memorial

Se casó, tuvo dos hijos, pero desgraciadamente a los treinta y cinco años murió de una embolia pulmonar.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

El hermano mayor de Steven, Cary Stayner, fue condenado en 1999 por matar a cuatro mujeres en el parque nacional donde trabajaba, llegando a ser conocido como «el asesino del parque de Yosemite».

Se convirtió en un asesino en serie, según él debido a la negligencia de sus padres, que estaban demasiado involucrados en la búsqueda de Steven y no prestaron suficiente atención a los otros hermanos. Lo cual fue desmentido posteriormente, Cary incluso confesó que incluso antes de que su hermano fuera secuestrado tenía el deseo de matar mujeres.

Lee también la historia del hermano de Steven: Cary Stayner, el asesino en serie del Parque de Yosemite

Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Juliane Cunha

27 años, trabajo en el área de la salud. Me encanta escribir y también me encantan los casos criminales, nada mejor que unir lo útil a lo agradable. Sígueme en Instagram @julianesantt | @casocriminal_