James Bulger, asesinado por dos niños de 10 años

James Bulger, de sólo dos años, fue secuestrado por otros dos niños. Fue torturado, asesinado y mutilado. La edad de los criminales era de sólo 10 años.

En este momento estás viendo James Bulger, asesinado por dos niños de 10 años

James Bulger, de apenas dos años, paseaba por el centro comercial con su madre, Denise Bulger, en la ciudad de Bootle (muy cerca de Liverpool), Inglaterra. Cuando, alrededor de las cuatro de la tarde, se despreocupó de su hijo al coger la cartera para pagar la compra.

Entonces, Robert Thompson y Jon Venables se acercaron a James Bulger, le cogieron de la mano y le sacaron del centro comercial. Caminaron una corta distancia, aproximadamente cuatro kilómetros, a través de la ciudad. Durante el paseo agredieron esporádicamente a James.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Varios testigos vieron a los tres caminando por la calle. James lloraba mucho, pero cuando alguien se acercaba, los secuestradores se inventaban alguna excusa, como que eran hermanos, o que lo habían encontrado perdido en la calle y lo llevaban a la comisaría.

La cámara de vigilancia capta a Jon Venables sosteniendo la mano de la víctima, y a Robert Thompson caminando delante. Justo antes de torturarlo y matarlo.

Después de caminar un rato por la ciudad, lo llevaron a una zona cercana a un cementerio, donde lo golpearon con una barra de hierro, ladrillos, lo pisotearon y le dieron patadas. Los delincuentes incluso le arrojaron pintura azul turquesa en el rostro, que habían robado ese mismo día, y le pusieron pilas en la boca y en el ano.

Sufrió 10 fracturas de cráneo como consecuencia del golpe de la barra de hierro en la cabeza. El patólogo del caso, declaró que James Bulger sufrió tantas heridas (42 en total), que ninguna podía considerarse el golpe mortal.

A continuación, los dos criminales colocaron a James, ya muerto, en las vías del tren, con la esperanza de que un tren lo atropellara y su muerte pareciera un accidente. Su cuerpo fue cortado por la mitad por un tren que pasaba.

Su cuerpo, mutilado y completamente desfigurado, fue encontrado dos días después de su secuestro, en la línea de ferrocarril de la región. La policía no tuvo dificultades para encontrar a los asesinos ni para demostrar su participación en el crimen, ya que las cámaras de seguridad captaron la acción, así como la prueba de ADN realizada a las ropas de los implicados y comparada con la de la víctima.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Foto de los asesinos.

Los delincuentes faltaban a la escuela en el momento del crimen, algo que hacían regularmente. Antes de secuestrar a James, ya habían robado en algunas tiendas y, según reveló uno de ellos, ese día planeaban secuestrar y hacer daño a un niño. La elección de la víctima fue totalmente aleatoria.

Sentencia

Durante un juicio celebrado en noviembre de ese mismo año, Venables y Thompson fueron declarados culpables de los delitos de secuestro, tortura y asesinato de James Bulger. El juicio tuvo lugar cuando los dos culpables ya tenían 11 años.

Cumplieron condena en un centro de detención de menores hasta que obtuvieron la libertad condicional a los 18 años en 2001. Pero uno de ellos volvió a delinquir.

Además, cuando cumplían 21 años, obtenían nuevas identidades y el derecho a vivir en el anonimato durante el resto de sus vidas. Los padres de los delincuentes obtuvieron el mismo derecho, y también viven en el anonimato.

Jon Venables y sus posteriores crímenes

Desde su libertad condicional en 2001, su identidad ha cambiado dos veces, la primera porque filtró a propósito su verdadero nombre, diciendo a sus amigos que era un asesino convicto; y la otra porque algunas personas lo descubrieron y filtraron a propósito su nuevo nombre al público.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Pocos años después de recibir la libertad condicional, Venables fue arrestado después de pelear mientras estaba borracho y también por estar en posesión de cocaína.

Los tribunales han recomendado su liberación en varias ocasiones. Sin embargo, en 2017 fue detenido de nuevo por posesión de imágenes de abusos a menores y fue condenado de nuevo a 40 meses de prisión en febrero de 2018, casi 25 años después de asesinar a James Bulger.

Actualmente, Jon Venables está en libertad y utiliza otra identidad.

¿Qué pasó con Robert Thompson?

Los investigadores que interrogaron a Thompson sugirieron que él era el líder del crimen, alentando a Venables a participar. En 2010, se informó que estaba en una relación a largo plazo con un hombre que conoce su verdadera identidad.

Al igual que Jon Venables, la nueva identidad de Robert Thompson está protegida por la «justicia», y cualquiera que descubra o intente divulgar su verdadero nombre, o simplemente busque su dirección, podría ser condenado a prisión.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

La «justicia» inglesa sobreprotege a los asesinos en detrimento de la víctima y su familia, así como de toda la sociedad, que se convierte en rehén de los bandidos.

Aparentemente no ha cometido más delitos desde su liberación, pero esta información no es fiable porque el sistema judicial británico sobreprotege a los psicópatas, lo que dificulta la investigación del caso.

Razones para la impunidad

Muchas veces la impunidad por parte de los legisladores se da por su propio deseo de cometer delitos de tal magnitud, sin embargo, por falta de valor, ven en el delincuente una posibilidad de realizarse, además de la empatía que genera entre ellos, dando como resultado sentencias indulgentes para que vuelvan pronto a las calles.

La sociedad tiene muchos más psicópatas de lo que la gente cree. Y en este caso los legisladores lograron su deseo, ya que al menos uno de los psicópatas sigue actuando contra la sociedad.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Juliane Cunha

27 años, trabajo en el área de la salud. Me encanta escribir y también me encantan los casos criminales, nada mejor que unir lo útil a lo agradable. Sígueme en Instagram @julianesantt | @casocriminal_