La casa embrujada de Amityville, escenario de una masacre familiar

En 1974, Ronald asesinó a toda su familia dentro de esa casa. Se vendió a nuevos residentes, que informaron de que estaba embrujada.

En este momento estás viendo La casa embrujada de Amityville, escenario de una masacre familiar

La casa de Amityville era una casa cualquiera en Estados Unidos, ubicada en la dirección 112 Ocean Avenue. Sin embargo en 1974 todo cambió, la casa fue el escenario de un brutal asesinato. Uno de los miembros de la familia DeFeo, mató a todos sus familiares.

El responsable de los asesinatos fue el hermano mayor, Ronald «Butch», pero fue su hermana de 18 años quien tuvo la idea inicial. Al año siguiente, la familia Lutz, tras sólo 28 días de estancia en la casa huyó de ella, aterrorizados, diciendo que la casa estaba embrujada.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

¿Quiénes eran los DeFeo?

La familia DeFeo era una clásica familia americana: estaba formada por varios miembros aparentemente felices y vivía en una bonita casa grande.

Pero a Ronald Jr. este clásico estilo de vida americano no le parecía adecuado. Sus amigos le acosaban mucho y su padre le humillaba en casa. Entonces el chico creció, se hizo más fuerte y empezó a reaccionar ante estas actitudes.

Cabe mencionar que Ronald Jr. tenía el mismo nombre que su padre, que se llamaba Ronald Sr.

A los 17 años, bajo la influencia de algunas drogas, se involucró en pequeños robos. Más tarde, fue expulsado de la escuela por consumo de drogas. Su comportamiento era inestable y tenía brotes de psicosis.

Con un temperamento explosivo, participó en varias peleas. Incluso su padre se dio cuenta de que el comportamiento agresivo de su hijo era anormal. El padre y su esposa Louise querían llevar al joven a un psiquiatra, pero él se negaba a recibir ayuda.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Las disputas entre el hijo y el padre se hicieron más frecuentes y más peligrosas. Una vez, cuando los padres de DeFeo discutieron, el hijo cogió un rifle, bajó las escaleras y disparó a su padre, pero no acertó ningún tiro.

Esto dejó a Ronald Sr. en estado de shock, pero su hijo no parecía preocupado por haber disparado y casi matado a su padre. La situación fue empeorando hasta culminar en un asesinato.

El asesinato de la familia DeFeo

La noche del 13 de noviembre de 1974, a las 03:15 de la madrugada, Ronald se levantó de su cama, cogió su rifle y asesinó a toda su familia.

Los padres de la familia DeFeo recibieron dos disparos, mientras que los niños fueron asesinados con un solo disparo.

Se desconoce el verdadero motivo de Ronald para asesinar a toda su familia a sangre fría. Sin embargo, algunas fuentes indican que Ronald consumía drogas y sufría un trastorno bipolar.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Las víctimas eran Ronald DeFeo, de 43 años, Louise DeFeo, de 42, y cuatro de sus hijos: Dawn, de 18 años; Allison, de 13; Marc, de 12 y John Mathew, de 9. Todos fueron abatidos con un rifle Marlin 336c calibre 0,35 sobre las tres de la madrugada.

Poco después, Ronald DeFeo Jr. se dirigió al Henry’s Bar de Amityville, en el estado de Nueva York, y dijo: «¡Tenéis que ayudarme! Creo que han disparado a mi madre y a mi padre».

Entonces, Ronald Jr. y un pequeño grupo de personas se dirigieron al 112 de Ocean Avenue, situado cerca del bar, y concluyeron que los padres de DeFeo habían sido efectivamente asesinados.

A continuación, un miembro del grupo hizo una llamada de emergencia a la policía del condado de Suffolk, que llegó poco después, descubriendo a seis miembros de la misma familia muertos mientras dormían.

Según los relatos, todos los días, alrededor de las 3h15min de la mañana, Ronald DeFeo se despertaba con una voz que le decía «¡Mata a tu familia, mata a tu familia!«, hasta que llegó el día en que no pudo soportar más esa voz maligna, hizo lo que el «espíritu» le pedía.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Ronald DeFeo Jr. era el hijo mayor de la familia, entonces de 23 años, y también era conocido como «Butch«. Fue trasladado a la comisaría local para su propia protección, tras sugerir a los primeros agentes que llegaron al lugar, que los asesinatos habían sido perpetrados por un mafioso local.

Sin embargo, las declaraciones de DeFeo en la comisaría pronto revelaron graves incoherencias en su versión de los hechos, y al día siguiente confesó los asesinatos.

Cuando empecé, no podía parar. Pasó muy rápido.

Ronald Jr. dijo a los agentes de policía.

La defensa trató de alegar demencia mental unida al abuso de alcohol y drogas, pero el juez dictaminó que Defeo era consciente de sus actos y finalmente lo condenó en diciembre del año siguiente, 1975, a cadena perpetua.

Defeo murió el 12 de marzo de 2021, a la edad de 69 años, estaba recluido en la cárcel Sullivan Correctional Facility, pero fue trasladado a un hospital de Albany (Nueva York) el 2 de febrero. Las autoridades no revelaron la causa de la muerte.

Casa embrujada: historias de la familia Lutz

En 1975, los recién casados George y Kathy Lutz se mudaron con sus hijos al 112 Ocean Avenue. Aprovecharon que la residencia tenía un valor muy inferior al del mercado, teniendo en cuenta su tamaño, con una piscina e incluso un cobertizo para botes.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Todo parecía maravilloso. La nueva familia, formada por la pareja y los hijos de Kathy de un matrimonio anterior, Daniel de nueve años, Christopher de siete y Melissa de cinco, y también un perro.

El día antes de la mudanza, un sacerdote visitó la casa para bendecirla. Fue en ese momento cuando comenzaron los extraños acontecimientos: bastó un poco de agua bendita para que el sacerdote escuchara una voz maligna y un enjambre de moscas volando en la habitación que había sido «bendecida», y luego una voz le dijo que saliera de allí inmediatamente.

Esto fue suficiente para que el sacerdote no volviera a esa casa y aconsejara a Katy Lutz que no la comprara, pero a ella no pareció importarle.

Desde entonces, cada día en la casa representaba un nuevo descubrimiento extraño e inexplicable. Al principio, eran pequeñas cosas: toda la familia olía olores extraños y desagradable en algunas habitaciones, y ciertas partes de la casa eran muy frías en lugares que no tenían corriente de aire.

Muchas moscas invadieron la casa, incluso durante el invierno. En una ocasión, cuando estaba sola, Kathy escuchó que se abría y cerraba una ventana.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Las cosas empezaron a empeorar cuando Missy, el apodo de Melissa, empezó a hablar de su amiga imaginaria. Su «amiguita» se llamaba Jodie y, según los dibujos realizados por la niña, era una criatura parecida a un cerdo con ojos rojos y brillantes.

En la víspera de Navidad de ese mismo año, George estaba cerrando el cobertizo para botes y miró hacia el resto de la residencia. En una de las ventanas, vio a Missy y Jodie de pie detrás de la niña. Cuando subió corriendo, la encontró dormida en su propia cama, con la mecedora a su lado moviéndose lentamente.

Todas las noches, George se despertaba exactamente a las 3:15 de la mañana. Más tarde, descubriría la razón: fue en ese momento cuando, más de un año antes, Ronald Jr. había matado a toda su familia en ese mismo lugar.

Entonces ocurrieron cosas extrañas que los volvieron locos: la tía de los niños de la familia, que también era monja, se sentía muy mal cuando llegaba a la puerta; el perro siempre se negaba a entrar en la casa; Katy Lutz se despertaba todas las mañanas toda magullada y cubierta de ronchas; y una persona con una capucha blanca con una marca de bala merodeaba por la habitación.

Los crucifijos de la casa se encontraban invertidos y el olor a azufre recorría la casa y un líquido negro salía de los inodoros.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

La menor de la familia fue encontrada subiendo al tejado de la mansión, preparándose para saltar y suicidarse. Según ella, cuando su padrastro la salvó, quiso suicidarse porque su «amiga» Judie la obligó a hacerlo para que pudieran jugar juntas para siempre.

Pronto, la familia, el día 28 desde su llegada, durante la madrugada, huyó de la casa abandonando todas sus pertenencias y sin mirar atrás.

La pareja Warren, «expertos en demonios» visitan la propiedad

En la cocina, vieron sombras con miles de puntos de luz. Estas sombras intentaron tirarlas al suelo. La señora Warren se apoyó en la religión para resistir los fenómenos de la casa, ordenando al espíritu que se fuera. Inmediatamente tuvo la sensación de que algo intentaba surgir de la tierra, y se dio cuenta de que lo que había en la casa era realmente maligno.

A Lorraine le invadió el pánico incluso antes de entrar en la casa, así que se puso en contacto con algunos amigos sacerdotes, pidiéndoles que la acompañaran «espiritualmente» en la casa.

Al subir al segundo piso, Lorraine sintió que un enorme torrente de fuerzas se dirigía hacia ella mientras la energía de la casa se volvía muy pesada.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Al entrar en la habitación de Missy Lutz, Lorraine observó que los muebles de la habitación eran los mismos que cuando las hermanas DeFeo habían sido asesinadas.

En el tercer piso, Lorraine vio a un demonio con la forma del Sr. Ronald Joseph DeFeo. Según ella, este encuentro habría sido tan terrible que se convenció de que no se podía hacer nada para que el demonio abandonara la casa.

Actualmente

Hoy la casa tiene un propietario que la compró por algo más de un millón de dólares. Dicen que en el edificio se celebran ceremonias de ocultismo y, para quienes desean familiarizarse con los espíritus, los pisos se alquilan para pasar la noche.

Algunos se creen toda la historia, mientras que otros son más escépticos y piensan que es una gran mentira. Sin embargo, una familia entera murió en esta casa.

CONTINÚA DESPUÉS DE LA PUBLICIDAD

Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Juliane Cunha

27 años, trabajo en el área de la salud. Me encanta escribir y también me encantan los casos criminales, nada mejor que unir lo útil a lo agradable. Sígueme en Instagram @julianesantt | @casocriminal_